EXPERTO DEL EVENTO “DESPERTANDO CONSCIENCIAS”

RICARDO GONZÁLEZ

Investigador, Escritor, Músico y Contactado con Seres Extraterrestres. Conferencista Internacional

DESCRIPCIÓN

Ricardo González Corpancho (Lima, 1974) es un reconocido testigo de “encuentros cercanos”, investigador y escritor peruano.La historia de Ricardo González es un libro inagotable, ya que se adentró en la investigación del fenómeno ovni –a raíz de un extraordinario avistamiento en Perú– cuando era un adolescente. A los veintidós años escribió su primer libro, “Los maestros del Paititi”, en donde narra su apasionante expedición hacia las selvas del Manú tras la leyenda de la ciudad perdida de los incas y su probable conexión con la existencia de un secreto mundo subterráneo. Pero no menos inquietante es que Ricardo sostiene haber entrado en contacto con inteligencias extraterrestres vinculadas a la región estelar de Alfa Centauri. “Ellos” le habrían anunciado con anticipación experiencias de contacto que pudieron ser verificadas en ocho ocasiones por periodistas y especialistas en el fenómeno ovni. Entre los casos más célebres figura el del Dr. Michael E. Salla –pionero del movimiento “Exopolítica”–, el del investigador canadiense Grant Cameron, y Paola Harris, reconocida estudiosa de los ovnis y ex asistente del astrónomo norteamericano Dr. Joseph Allen Hynek, el “padre” de la ufología. Estos exitosos “avistamientos programados” entregaron el “beneficio de la duda” al testimonio de Ricardo y su experiencia de contacto.No obstante a estas extraordinarias experiencias Ricardo continúa investigando, escribiendo y difundiendo. A la fecha ha publicado veinte libros, varios de ellos bajo el sello de Ediciones Luciérnaga del Grupo Planeta España. Además, su trabajo ha sido traducido a varios idiomas, como el inglés, italiano, francés, portugués y alemán. Como expositor, ha participado en numerosos congresos internacionales, presentaciones en universidades y en prestigiosas instituciones como el Instituto de Ciencias Noéticas del recordado astronauta estadounidense Edgar Mitchell.Además de ser invitado con frecuencia a distintos programas de radio y televisión, en Canal 13 de Asunción, en Paraguay, incursionó como productor y conductor de “Enigmas”, ciclo documental que ganó el “Premio Paraná”, otorgado por periodistas, al mejor programa de investigación. Y es que Ricardo es un viajero incansable que ha dado más de cien veces la vuelta al globo, investigando lugares de poder vinculados con los “no-identificados” y el misterio del ya referido mundo subterráneo, desde Grecia a Egipto, desde la India a la Polinesia.

Entre los distintos lugares que exploró cabe resaltar el desierto de Gobi en Mongolia, las montañas del Altái en Siberia, las selvas del Mato Grosso en Brasil, o la Cueva de los Tayos en Ecuador, en cuyo interior permaneció tres días.Sus permanentes viajes alrededor del planeta lo transformaron en embajador de la “Bandera de la Paz”: aquel símbolo universal que diseñó el pintor, explorador y humanista ruso Nicolás Roerich, inspirado en la leyenda de Shambhala. Siguiendo ese mensaje, en el año 2014 Ricardo inició el proyecto de establecer un “Centro Roerich” en la Argentina, su país de adopción, donando para tal fin un predio en la localidad de Capilla del Monte. Más tarde, en el año 2015, será invitado a formar parte del Comité Internacional de la Bandera de la Paz (ONG-DIP-ONU), para fundar coordinaciones del mismo en Perú y Argentina.Siguiendo la premisa del “arte con conciencia”, Ricardo, quien también es músico y compositor, ha contribuido de forma importante a través de Mintaka, proyecto que comparte con su esposa, la cantante argentina Sol Sanfelice. Los seis discos hasta la fecha publicados han tenido gran repercusión y su “música cósmica” suele ser usada en distintos programas de radio y televisión dedicados a temas de misterio.Sus experiencias de contacto, sus investigaciones, y su compromiso con la cultura de la Paz ha inspirado a miles de personas en todo el mundo. Pero como él mismo dice: “No difundo todo esto para que la gente crea, sino para que piense y sea libre…”.Actualmente vive con su inseparable Sol al pie del mítico Cerro Uritorco, en Argentina.“Ricardo González ve el cuadro completo, en sus trescientos sesenta grados…”