Reality Transurfing: Deslizate entre las realidades

El reality transurfing es una forma de actuar y pensar para manifestar el verdadero próposito de nuestra alma. Con base en la física cuántica, esta práctica nos impulsa a colocar nuestra existencia en el lugar que corresponde, y así poner nuestra mente al servicio de nuestra alma.

Percibir la realidad de manera consciente, es el primer paso para estar más cerca del auténtico próposito de la vida. Con el Reality Transurfing atraemos las herramientas necesarias para gestionar nuestro destino y elegir la vida que queremos vivir.

Reality Transurfing

¿Cómo deslizarse a través de la realidad con el Reality Transurfing?

Comprender que la realidad es mucho más sorprendente que la fantasía, es el primer paso para incursionar en el Transurfing. Luego vienen el conjunto de técnicas desarrolladas por Vadim Zeland, el autor de la teoría Transurfing y escritor de la serie de libros que sientan sus bases.

Zeland, como mecánico cuántico, diseñó un conjunto de técnicas de naturaleza mental y metafísica, que tienen como meta el cumplimiento de objetivos prácticos. Estas técnicas se fundamentan en la física cuántica, presentando un modelo de realidades paralelas entre las cuales las personas pueden deslizarse.

Los principios del Reality Transurfing están estrechamente relacionados al pensamiento positivo. También tiene cierta influencia del budismo, al partir del desapego emocional, combinado con la orientación hacia la meta. El autor asegura que las personas crean sus propios obstáculos y luego se pasan la vida luchando contra ellos.

¿Qué se necesita para ser un surfista de la realidad?

Las técnicas del Transurfing son sencillas y prácticas. Las más básicas se tratan de combinar el pensamiento racional con la intuición al momento de tomar decisiones prácticas. Mientras que en las más avanzadas, se requiere alto control sobre sus pensamientos y las emociones. Sin embargo, Zeland aboga por reducir la reflexión para darle mayor protagonismo a la intuición, como forma de cuidar la salud mental.

Es importante resaltar que un transurfer no es un actor, sino un mero espectador. De hecho, con sus técnicas Zeland anima a la gente a aceptar las diversas realidades, observando cada una de ellas y reconduciendo la propia energía a su favor.